BANNER 2banner

 

 

 

 

 

 

 

La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más alla ¿Entonces para que sirve la Utopía? Para eso, sirve para caminar.

Eduardo Galeano

 

 

 

QUIENES SOMOS
TRABAJO
INICIATIVAS
INVOLÚCRESE
ENLACES
PUBLICACIONES Y ARTÍCULOS
INVESTIGADORES
ARCHIVO
EXTENSIÓN EDUCATIVA
PROYECTOS EN CURSO
REGIONALES
CONTACTO

 

 

vcp

 

 

 

 

 

 

 

 

Ciudad de Villa Carlos Paz - Provincia de Córdoba

República Argentina

Sede de la Fundación Educación, Ambiente y Trabajo FUNEAT

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EL CAMBIO CLIMÁTICO GLOBAL Y LOS

 

DESAFIOS DESDE LO LOCAL

 

 

 

INFORMACIÓN DESDE LA UNFCCC

 

 

 

El Cambio Climático Global tiene distintas explicaciones desde el plano científico. Pero los efectos del Cambio Climático Global tiene un gran componente antrópico. Esta problemática del Planeta Tierra es un círculo vicioso donde no se consesúa las Políticas Globales. La UNFCCC - Convención Marco de las Naciones Unidas Sobre el Cambio Climático, emitió en su tiempo el siguiente documento:

 

CONVENCIÓN MARCO DE LAS NACIONES

 

UNIDAS SOBRE EL CAMBIO CLIMÁTICO

 

 

 

Las Partes en la presente Convención,

 

Reconociendo que los cambios del clima de la Tierra y sus efectos adversos son una preocupación com˙n de toda la humanidad,

 

Preocupadas porque las actividades humanas han ido aumentando sustancialmente las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera, y porque ese aumento intensifica el efecto invernadero natural, lo cual dar· como resultado, en promedio, un calentamiento adicional de la superficie y la atmÛsfera de la Tierra y puede afectar adversamente a los ecosistemas naturales y a la humanidad,

 

Tomando nota de que, tanto históricamente como en la actualidad, la mayor parte de las emisiones de gases de efecto invernadero del mundo han tenido su origen en los paÌses desarrollados, que las emisiones per cápita en los paÌses en desarrollo son todavÌa relativamente reducidas y que la proporción del total de emisiones originada en esos paÌses aumentar· para permitirles satisfacer a sus necesidades sociales y de desarrollo,

 

Conscientes de la función y la importancia de los sumideros y los depósitos naturales de gases de efecto invernadero para los ecosistemas terrestres y marinos,

 

Tomando nota de que hay muchos elementos de incertidumbre en las predicciones del cambio climático, particularmente en lo que respecta a su distribución cronológica, su magnitud y sus caracterÌsticas regionales,

 

Reconociendo que la naturaleza mundial del cambio climático requiere la cooperación más amplia posible de todos los paÌses y su participación en una respuesta internacional efectiva y apropiada, de conformidad con sus responsabilidades comunes pero diferenciadas, sus capacidades respectivas y sus condiciones sociales y económicas,

 

Recordando las disposiciones pertinentes de la Declaración de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano, aprobada en Estocolmo el 16 de junio de 1972,

 

Recordando también que los Estados, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas y los principios del derecho internacional, tienen el derecho soberano de explotar sus propios recursos conforme a sus propias polÌticas ambientales y de desarrollo, y la responsabilidad de velar por que las actividades que se realicen dentro de su jurisdicción o bajo su control no causen daño al medio ambiente de otros Estados ni de zonas que esté fuera de los lÌmites de la jurisdicciÛn nacional,

 

Reafirmando el principio de la soberanÌa de los Estados en la cooperaciÛn internacional para hacer frente al cambio clim·tico,

 

Reconociendo que los Estados deberÌan promulgar leyes ambientales eficaces, que las normas, los objetivos de gestiÛn y las prioridades ambientales deberÌan reflejar el contexto ambiental y de desarrollo al que se aplican, y que las normas aplicadas por algunos paÌses pueden ser inadecuadas y representar un costo económico y social injustificado para otros paÌses, en particular los paÌses en desarrollo,

 

Recordando las disposiciones de la resolución 44/228 de la Asamblea General, de 22 de diciembre de 1989, relativa a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, y las resoluciones 43/53, de 6 de diciembre de 1988, 44/207, de 22 de diciembre de 1989, 45/212, de 21 de diciembre de 1990, y 46/169, de 19 de diciembre de 1991, relativas a la protecciÛn del clima mundial para las generaciones presentes y futuras,

 

Recordando también las disposiciones de la resolución 44/206 de la Asamblea General, de 22 de diciembre de 1989, relativa a los posibles efectos adversos del ascenso del nivel del mar sobre las islas y las zonas costeras, especialmente las zonas costeras bajas, y las disposiciones pertinentes de la resolución 44/172 de la Asamblea General, de 19 de diciembre de 1989, relativa a la ejecución del Plan de Acción para combatir la desertificación,

 

Recordando ademós la Convención de Viena para la Protección de la Capa de Ozono, de 1985, y el Protocolo de Montreal relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono, de 1987, ajustado y enmendado el 29 de junio de 1990, Tomando nota de la Declaración Ministerial de la Segunda Conferencia Mundial sobre el Clima, aprobada el 7 de noviembre de 1990, Conscientes de la valiosa labor analÌtica que sobre el cambio climático llevan a cabo muchos Estados y de la importante contribución de la Organización Meteorológica Mundial, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y otros Órganos, organizaciones y organismos del sistema de las Naciones Unidas, asÌ como de otros organismos internacionales e intergubernamentales, al intercambio de los resultados de la investigación cientÌfica y a la coordinación de esa investigaciÛn,

 

Reconociendo que las medidas necesarias para entender el cambio climático y hacerle frente alcanzarán su maxima eficacia en los planos ambiental, social y económico si se basan en las consideraciones pertinentes de orden cientÌfico, técnico y económico y se revalúan continuamente a la luz de los nuevos descubrimientos en la materia,

 

Reconociendo también que diversas medidas para hacer frente al cambio climático pueden justificarse económicamente por sÌ mismas y pueden ayudar también a resolver otros problemas ambientales,

 

Reconociendo también la necesidad de que los paÌses desarrollados actuen de inmediato de manera flexible sobre la base de prioridades claras, como primer paso hacia estrategias de respuesta integral en los planos mundial, nacional y, cuando asÌ se convenga, regional, que tomen en cuenta todos los gases de efecto invernadero, con la debida consideración a sus contribuciones relativas a la intensificaciÛn del efecto de invernadero,

 

Reconociendo además que los paÌses de baja altitud y otros paÌses insulares pequeños, los paÌses con zonas costeras bajas, zonas áridas y semiaridas, o zonas expuestas a inundaciones, sequÌa y desertificación, y los paÌses en desarrollo con ecosistemas montañosos frágiles, son particularmente vulnerables a los efectos adversos del cambio climático,

 

Reconociendo las dificultades especiales de aquellos paÌses, especialmente paÌses en desarrollo, cuyas economÌas dependen particularmente de la producción, el uso y la exportación de combustibles fósiles, como consecuencia de las medidas adoptadas para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero,

 

Afirmando que las respuestas al cambio climático deberÌan coordinarse de manera integrada con el desarrollo social y económico con miras a evitar efectos adversos sobre este último, teniendo plenamente en cuenta las necesidades prioritarias legÌtimas de los paÌses en desarrollo para el logro de un crecimiento económico sostenido y la erradicación de la pobreza,

 

Reconociendo que todos los paÌses, especialmente los paÌses en desarrollo, necesitan tener acceso a los recursos necesarios para lograr un desarrollo económico y social sostenible, y que los paÌses en desarrollo, para avanzar hacia esa meta, necesitar·n aumentar su consumo de energÌa, tomando en cuenta las posibilidades de lograr una mayor eficiencia energética y de controlar las emisiones de gases de efecto invernadero en general, entre otras cosas mediante la aplicación de nuevas tecnologÌas en condiciones que hagan que esa aplicación sea económica y socialmente beneficiosa,

 

Decididas a proteger el sistema climático para las generaciones presentes y futuras,

 

Han convenido en lo siguiente:

 

ArtÌculo 1 Definiciones*

 

Para los efectos de la presente Convención:

 

1. Por "efectos adversos del cambio climático" se entiende los cambios en el medio ambiente fÌsico o en la biota resultantes del cambio clim·tico que tienen efectos nocivos significativos en la composición, la capacidad de recuperación o la productividad de los ecosistemas naturales o sujetos a ordenaciÛn, o en el funcionamiento de los sistemas socioeconómicos, o en la salud y el bienestar humanos.

 

2. Por "cambio climático" se entiende un cambio de clima atribuido directa o indirectamente a la actividad humana que altera la composiciÛn de la atmÛsfera mundial y que se suma a la variabilidad natural del clima observada durante perÌodos de tiempo comparables. * Los tÌtulos de los artÌculos se incluyen exclusivamente para orientar al lector.

 

3. Por "sistema climático" se entiende la totalidad de la atmósfera, la hidrósfera, la biósfera y la geósfera, y sus interacciones.

 

4. Por "emisiones" se entiende la liberación de gases de efecto invernadero o sus precursores en la atmósfera en un área y un perÌodo de tiempo especificados.

 

5. Por "gases de efecto invernadero" se entiende aquellos componentes gaseosos de la atmósfera, tanto naturales como antropógenos, que absorben y reemiten radiación infrarroja.

 

6. Por "organización regional de integración económica" se entiende una organización constituida por los Estados soberanos de una región determinada que tiene competencia respecto de los asuntos que se rigen por la presente Convención o sus protocolos y que ha sido debidamente autorizada, de conformidad con sus procedimientos internos, para firmar, ratificar, aceptar y aprobar los instrumentos correspondientes, o adherirse a ellos.

 

7. Por "depósito" se entiende uno o más componentes del sistema climático en que está almacenado un gas de efecto invernadero o un precursor de un gas de efecto invernadero.

 

8. Por "sumidero" se entiende cualquier proceso, actividad o mecanismo que absorbe un gas de efecto invernadero, un aerosol o un precursor de un gas de efecto invernadero de la atmósfera.

 

9. Por "fuente" se entiende cualquier proceso o actividad que libera un gas de invernadero, un aerosol o un precursor de un gas de invernadero en la atmósfera. TEXTO TOMADO Y CONTINUA UNFCCC

 

 

 

EL CARBÓN Y EL CAMBIO CLIMÁTICO

 

 

carbon

 

El cambio climático y sus consecuencias

 

Planteamiento

 

Nos preocupa el estado de nuestro entorno natural, tanto el local como el global; en pocas décadas la visión ciudadana de que la Tierra se deteriora ha crecido significativamente, se constata que se pierden masas forestales, que avanza la desertización, que tenemos problemas con el suministro de agua, o que las costas y el mar se degradan.

 

Perdemos biodiversidad y aparecen amenazas de efectos desconocidos, por ejemplo la “carga química” que arrojamos al entorno sin conocer su ciclo de vida. Como respuesta a ello aparecen foros de discusión y propuestas que tratan de frenar esa evolución de nuestro entorno hacia situaciones que intuimos menos favorables para la vida del hombre y de las demás especies. En este documento se va a reflexionar sobre “El Cambio Climático”, que tiene componentes antropogénicas diversas, entre ellas en primer lugar los usos de la energía, pero que además presenta aspectos de comportamiento social y económico conexos con el modelo energético y económico que no se pueden dejar de lado.

 

El hombre ha evolucionado de forma significativa en los últimos siglos, y en su incremento de la capacidad de actuación sobre el entorno puede ya incidir sobre el clima que haya en la Tierra, ya en este siglo y previsiblemente en los próximos. Este fenómeno se conoce como Cambio Climático, es más complejo que como se suele presentar con frecuencia: una relación directa entre emisiones de gases de efecto invernadero y la elevación de la temperatura media del planeta.

 

La Tierra es uno de los pocos planetas del sistema solar en el cual se ha podido desarrollar la vida, tal como nosotros la percibimos y la entendemos, gracias a que en la Tierra se ha mantenido una cantidad importante de agua, en buena medida en forma líquida, protegida por una atmósfera peculiar. Los otros dos planetas con esa posibilidad teórica de conservar agua eran Venus y Marte, en los que finalmente parece que no se han dado, o no se han mantenido, esas condiciones atmosféricas especiales. Sobre la Tierra, en su atmósfera, hay y ha habido en el pasado una concentración de ciertos compuestos entre los cuales destacan: el dióxido de carbono, CO2 , y el metano, CH4 , que actúan reflejando parte de las radiaciones térmicas que emite nuestro planeta hacia él, con ello se evita un enfriamiento excesivo de la Tierra, en particular durante las noches, como ocurre en otros astros en los que no existe esa capa protectora. La presencia de esos dos gases, CO2 y CH4, ha tenido distinta concentración a lo largo de la Historia de la Tierra. Hay que señalar que además hay otros gases de efecto invernadero cuya incidencia es minoritaria, el óxido hiponitroso, N2 O, y ciertos compuestos de flúor, cloro y bromo. Un esquema del efecto invernadero en la Tierra se ve en la figura 1.

 

invernadero

 

Las radiaciones del Sol en su mayor parte atraviesan la atmósfera y calientan la Tierra. Ésta, como cualquier cuerpo, emite radiaciones térmicas que en parte son reflejadas hacia el planeta por esos gases de efecto invernadero; si todas ellas pasaran a la atmósfera exterior se produciría una diferencia muy alta entre la temperatura diurna, con calentamiento solar, y la nocturna sin él; esto es lo que sucede en otros planetas del sistema solar o en la Luna.

 

Hay que señalar que en altura existe una capa atmosférica que tiene una cierta concentración de ozono, que filtra las radiaciones ultravioleta y nos protege de ellas, éstas incidirían negativamente en la salud de la piel y de los ojos de buena parte de las especies animales, entre ellas el hombre.

 

La pérdida parcial de concentración de ozono en la alta atmósfera se conoce como “Agujero de Ozono”, es debida a reacciones con compuestos fluorados de emisión antropogénica, se da más en las zonas polares que en las medias y ecuatoriales de la Tierra, es un fenómeno que no tiene relación con el cambio climático, aunque a veces se confunden, y que se está controlando a partir de los acuerdos del Protocolo de Montreal en 1992, que supuso un acuerdo para sustituir los compuestos que destruyen el ozono por otros que no tienen ese carácter negativo.

 

El clima en la Tierra evolucionó a lo largo de su Historia por un conjunto de acciones tanto del Sol, variación de la radiación solar y fenómenos anexos como las manchas solares, como por la dinámica propia de la Tierra, bien las transformaciones en su atmósfera o bien la posición relativa respecto al Sol en su órbita alrededor de él.

 

Aunque todo parece indicar que la evolución de la concentración de los llamados gases de efecto invernadero, que se citaron anteriormente, han sido el factor desencadenante de los mayores cambios. En la actualidad aparece un nuevo agente, el hombre, que en los últimos siglos ha comenzado a incidir de forma significativa en determinados aspectos del contexto climático, tanto en la emisión de gases de efecto invernadero, como en la transformación o degradación de ciertos entornos terrestres, en particular pérdida de masas forestales, tal como se comenta en este documento. El cambio climático es un gran problema que previsiblemente afectará a la evolución del modelo energético, pero en éste hay otros condicionantes globales, en primer lugar la previsible crisis de los hidrocarburos, es decir el descenso de extracción de hidrocarburos (petróleo y gas) que puede darse en pocas décadas.

 

La figura 2 sugiere la presencia conjunta de esos dos temas críticos de futuro, ambas cuestiones inciden en la búsqueda de otro modelo energético y quizás también económico, son paralelas en ciertos aspectos, pero divergentes en otras. En las mesas de debate convendrá no hacernos trampas, y diseñar las propuestas de forma transparente, no engañándonos a nosotros mismos ni a los demás.

 

En este documento se van a exponer unas reflexiones sobre cinco aspectos presentes en esa cuestión del cambio climático, que como se ha indicado es bastante compleja:

 

• El clima en la Tierra y su evolución a lo largo de su Historia Geológica, será una exposición breve, pero que se estima necesaria para entender la situación actual.

 

• La incidencia de la evolución del clima en la Historia reciente de la Humanidad, el crecimiento de la población y los conflictos.

 

• El efecto de las emisiones de gases de efecto invernadero en el clima, la relación con los usos energéticos y otras acciones del hombre.

 

• La posible afección del calentamiento global del planeta sobre los ecosistemas y la Humanidad.

 

• Las perspectivas de evolución del sistema energético a medio plazo y su incidencia en el Cambio Climático y el futuro de la Humanidad.

 

Todo ello nos puede llevar a reflexionar que estamos ante un problema muy grave, cuya resolución quizás no es fácil de acometer, tanto con acciones sencillas o como con voluntarismos bien intencionados, pero sobre lo cual hemos de seguir trabajando, tanto para frenar los aspectos más críticos de esa evolución climática, como para adaptar al conjunto de la Humanidad a ese nuevo entorno climático. Se asume de forma progresivamente más amplia que el cambio climático es una cuestión crítica y que previsiblemente se manifestará en un horizonte temporal cercano.

 

Hay que decir no obstante que existen análisis científicos que cuestionan esa evolución rápida del clima y sus consecuencias, que no encuentran razones firmes para asumir la cuestión tal cual se plantea desde determinados foros, como es el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático, IPCC. (MADRID CASADO)

 

Es cierto que desde ciertos foros se ha presentado el cambio climático como una cuestión en la cual hay que creer por razones de coherencia con algunos planteamientos políticos, que además se han deformado determinados análisis de la evolución histórica del clima, así como que efectivamente hay incertidumbres a la hora de asumir modelos matemáticos sobre la evolución del clima. Todo ello no obstante parece que queda sobrepasado por la constatación de un hecho de cierto calentamiento global, junto con una elevada concentración de CO2 y CH4, que por razones de precaución parece lógico relacionar con ese cambio climático y las medidas que se deben tomar al respecto. CONTINUA

 

 

REPÚBLICA ARGENTINA

 

 

Cambio Climático: Argentina presentó su inventario sobre emisiones de gases del efecto invernadero

 

En el marco del Proyecto Tercera Comunicación Nacional sobre Cambio Climático, en la que trabajaron más de cien expertos de la Secretaría de Ambiente de la Nación, se presentaron los estudios de adaptación, impacto y mitigación y el inventario de gases del efecto invernadero, de cara a la cumbre mundial COP a desarrollarse en diciembre en París. VER

 

 

ARGENTINA


 

 

UN INVESTIGADOR ARGENTINO

 

Pablo Canziani: “no es política de Estado mejorar el equipamiento para alertas”

 

 

Varias provincias afectadas por las inundaciones. “A esto también le podemos sumar que hay una brutal sequía en el sur de Brasil, y de hecho durante todo el verano hubo racionamiento de agua en la ciudad de San Pablo. Así que estamos teniendo cambios de patrones de lluvia y de cómo se mueven las masas de aire, que están llevando a esto. Que puede ser una parte inducida por procesos cíclicos, pero hay otras que evidentemente tormentas extremas como las que hemos visto, se pueden empezar a asociar con el cambio climático.”

“Tenemos más de 60 años de desmantelamiento de todos los sistemas de monitoreo ambiental. El Servicio Meteorológico fue recuperado para el sector civil, luego de casi 50 años de intervención, en el 2007. Pero no es política de Estado mejorar el equipamiento necesario para poder hacer alertas tempranas.”

*Bio: doctor en ciencias físicas – especialista en temas climáticos y atmosféricos. VER AUDIO EN LA PÁGINA DE DONDE SE HA TOMADO LA ENTREVISTA. MARCELO LONGOBARDI

 

 

 

EL CAMBIO CLIMÁTICO

 

INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA

 

 

 

canziani

 

ENLACE A LA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA DR. PABLO CANZIANI

 

 

VÍDEO RELATIVO

 

 

 

 

 

 

LO LOCAL: VILLA CARLOS PAZ

 

SEQUÍAS

 

LAGO RESECO

 

 

Fotografía FUNEAT - Fondo del Embalse del Dique del Lago San Roque, reseco - Noviembre de 2009

Nuestro Territorio, zona semiárida de la Provincia de Córdoba no está exenta de los problemas que se presentan en el mundo. Año tras año venimos sufriendo una crisis hídrica crónica. A esto se le suma la falta de una Política Hídrica de Estado, que garantice el cuidado de las Cuencas Madres y se controle la expansión demográfica. Córdoba es una provincia de la República Argentina que posee escasos recursos hídricos.

 

 

lago seco

 

 

lago seco balde

 

Inundaciones

 

INUNDACIÓN

 

Lunes 27 de julio de 2009
Edición Impresa - Gran Córdoba  | Nota La Voz del Interior

Carlos Paz comenzó a elaborar su mapa de riesgo

El objetivo es el diseño de diversos planes de contingencia.

 

FUENTE: LA VOZ DEL INTERIOR

 

 

EL DESORDEN TERRITORIAL Y ALGUNOS DE LOS IMPACTOS

 

SOBRE

 

ECOSISTEMAS ATENUADORES Y MITIGADORES DEL CAMBIO

 

CLIMÁTICO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VILLA CARLOS PAZ NECESITA DE UNA ESTACIÓN

 

METEOROLÓGICA CLIMATOLÓGICA

 

Proyecto presentado por la Fundación educación Ambiente y

 

Trabajo

 

 

El objetivo del Proyecto apunta que la Ciudad de Villa Carlos Paz, cuente con una Estación Meteorológica-Climatológica, de acuerdos a los protocolos de la OMM Organización Mteorológica Mundial, en previsión de escenarios futuros en Villa Carlos Paz y en el marco del Cambio Climático Global.

 

 

 

estación

 

 

 

PROYECTO PRESENTADO POR FUNEAT

 

ENLACE

 

ESTACIÓN SEGÚN PROTOCOLOS ORGANIZACIÓN

 

METEOROLÓGICA

 

MUNDIAL OMM

 

 

 

 

DISMINUIR LA CONTAMINACIÓN EN EL EMBALSE DEL DIQUE

 

SAN ROQUE, COMO FUENTE EMISORA DE GAS METANO CH4-

 

GAS

 

TIPO INVERNADERO

 

 

EUTRO

 

Eutrofización Embalse del Dique San Roque - Fotografía Ing. Nelson Rivero - Diciembre de 2010

 

 

PROYECTO DE CONSTRUCCIÓN DE UN BIODIGESTOR PARA

 

PROCESAR MATERIA ORGÁNICA Y TRANSFORMARLA EN

 

BIOGÁS

 

 

 

BIODIGESTOR

 

Imágen ilustrativa de un Biodigestor en la Municipalidad de Cerrito - Provincia de Entre Ríos

 

 

Proyecto presentado por FUNEAT para la construcción de un Biodigestor Experimental en el Basural de Villa Carlos Paz

 

PROYECTO

 

 

LA EDUCACIÓN AMBIENTAL EN VILLA CARLOS PAZ

 

 

La Educación Ambiental en Villa Carlos Paz, debe relacionar los grandes EJES TEMÁTICOS HOLÍSTICOS, apuntando sus objetivos en primera instancia a modificar actitudes y aptitudes de Funcionarios y Vecinos, en pos de proteger en Territorio, la masa verde, los ecosistemas urbanos y rurales, con toda su biodiversidad. Deben aplicarse para ello Proyectos Tecnológicos con Objetivos Generales y Particulares perfectamente definidos.

 

No se puede seguir concentrando contaminantes en el exiguo Territorio de Villa Carlos Paz, quitando posibilidades de Mitigación y Atenuación a ecosistemas limitados, pero valiosos para la sutantabilidad de una ciudad que crece sin tener en cuenta los servicios de infraestructura y los SERVICIOS AMBIENTALES con qué dispone.

 

 

FUNDACIÓN EDUCACIÓN, AMBIENTE Y TRABAJO

 

 

JULIO DE 2015

 

LOGO

 

 

bt inicio

 

 

 

 

 

ENLACE A ARCHIVOS DE PROGRAMAS RADIALES DE

 

 

FUNEAT

 

micro

 

 

 

 

 

COMUNICACIONES

 

 

 

 

RADIO FUNEAT DESDE CÓRDOBA - REPÚBLICA ARGENTINA HACIA EL MUNDO

INSHT