banner mezclado

 

 

 

atardecer
QUIENES SOMOS
TRABAJO
INICIATIVAS
INVOLÚCRESE
ENLACES
PUBLICACIONES Y ARTÍCULOS
IVESTIGADORES
ARCHIVO
EXTENSIÓN EDUCATIVA
PROYECTOS EN CURSO
REGIONALES
CONTACTO

 

 

Atardecer en Villa Carlos Paz - Provincia de Córdoba - R. Argentina

 

 

 

 

 

 

 

 

BT CLIM

 

 

 

 

 

CRECIENTE DEL RÍO QUILPO ¿UN DESATRE ANUNCIADO, Y QUE PUDO SER EVITADO?

 

QUILPO

ARTÍCULO SOBRE EL RÍO QUILPO

 

LA METEOROLOGÍA Y LA CLIMATOLOGÍA

DIFERENCIAS CONCEPTUALES

La caracteristica física del ambiente que impone unas mayores restricciones a los organismos vivos es el clima. El clima es uno de los términos que solemos utlizar de forma vaga. De hecho, la gente suele confundir el clima con el tiempo ( estado atmósferico o meteorológico). El tiempo es la combinación de la temperatura, humedad, precipitación, viento, nubosidad y otras condiciones atmosféricas en un momento y un lugar dado. El clima es el patrón medio del tiempo a largo plazo. Podemos hablar de clima local, regional o global.(*)

 

Fotografía Juan Carlos A. Paesani del Embalse del Dique San Roque - Villa Carlos Paz - Provincia de Córdoba

Octubre de 2009

Fotografía Juan Carlos A. Paesani - Río San Antonio hacia la ciudad de Villa Carlos Paz - La escasez de lluvias hace que la situación climatológica se presente adversa ya que está bastante alejada de los parámetros meteorológicos medios para esta época de verano 2010

 

Fotografías Juan Carlos A. Paesani -Rio San Antonio - Provincia de Córdoba - Las sequías que se repiten sin solución de continuidad durante estos últimos años generan un escenario conflictivo en cuanto al abastecimiento del BIEN AGUA . Cursos de arroyos y vertientes que se secan, dan muestras de que algo está ocurriendo a nivel regional. Sin embargo la despreocupación de parte del estado en cuanto a generar una red hidrometeorológica en la Provincia de Córdoba, hará que las posibles soluciones sean imposibles de alcanzar ya que no se cuenta con datos e información que de fe de los cambios que se están produciendo.

 

(*) Ecología -Robert Leo Smith - Thomas M. Smith

 

Meteorología e hidrología operativa
en apoyo del desarrollo sostenible

"Los desastres naturales relacionados con el tiempo y el clima siguen causando pérdidas de vidas humanas, disminuyendo la producción de alimentos y fibras, contaminando las reservas alimentarias y de agua y provocando la destrucción de edificios e infraestructuras públicas. La Organización Meteorológica Mundial (OMM), mediante sus programas de meteorología e hidrología operativa, apoya la planificación y la alerta temprana y respalda, mediante sus programas científicos, muchas de lasimportantes cuestiones del desarrollo sostenible." CONTINUA EN SITIO ENTRECOMILLADO

ACCESO AL DOCUMENTO COMPLETO EN PDF

 

¿POR QUÉ EL CIELO ES AZUL?

LA BELLEZA DEL CIELO A TRAVÉS DE LA FÍSICA.

Mª Isabel Suero López y Ángel Luis Pérez Rodríguez.

Grupo Orión de Didáctica de la Física.

"Todas las coloraciones y formas que el cielo nos ofrece, tienen una propiedad común: que no pueden imitarse con los medios humanos. Siempre que se intenta reproducirlas sobre un lienzo, un papel, madera o metal, se fracasa irremediablemente. Son obra de un maestro que dispone de medios verdaderamente "celestiales". Su pincel es la luz solar, y su lienzo es el voluble éter con sus nubes y el finísimo tejido del velo del polvo atmosférico: ningún artista dispone de ellos.

THEO LÖBSACK ( El Aliento de la Tierra)

El mar de aire que nos rodea, constituye un inagotable manantial de gozo para nuestros ojos. El azul de una clara mañana de primavera, el rojo anaranjado de un crepúsculo en una llanura, han hecho a los hombres deleitarse, poetizar e investigar una y otra vez. No importa en qué parte de la Tierra vivamos, tenemos todos un mismo cielo en común. En lo alto, el cielo se nos presenta tan pronto azul ultramar como rosado, ahora blanquecino o de un delicado azul celeste, engalanado con nubes en forma de copos, deshechas en desgarrados jirones o potentemente hinchadas. La variabilidad de esta imagen es tan grande que nunca se reproduce exactamente. Y los colores salen de una paleta tan rica, que nuestros pintores dirigen, una y otra vez, su mirada al cielo, para inspirarse en el colorido de una puesta de sol o del arco iris.

La belleza del cielo no es más que el resultado de la interacción de la LUZ del Sol con la atmósfera. Una cantidad de humedad, relativamente pequeña, acompañada de partículas de polvo y de ceniza es suficiente para provocar en el cielo las múltiples manifestaciones de color.


Cuando se dan condiciones atmosféricas especiales, pueden aparecer fenómenos atmosféricos cromáticos como son el Arco Iris, los Círculos de Ulloa, las Coronas solares y lunares, los Halos, Falsos Soles y Falsas Lunas y otros más "raros" (Espejismos, el Rayo Verde, la Luz Sagrada, Auroras Polares, Fuegos de San Telmo...), que son fenómenos ópticos completamente explicables. Aquí nos ocuparemos sólo del fenómeno óptico más común que es el color del cielo, en sus variadas posibles manifestaciones.

El secreto del color azul del cielo esta relacionado con la composición de la luz solar -integrada por los distintos colores del arco iris- y con la humedad de la atmósfera. (El Sol es quien se encarga de procurar al aire su humedad. Con su calor, hace que parte del agua de la superficie terrestre se evapore. En corriente invisible pero incesante, la humedad se dirige hacia el cielo desde los océanos, mares, lagos y ríos; desde el suelo, las plantas y los cuerpos de los animales y del hombre).

Para explicar el color azul del cielo, imaginemos que dejamos pasar un rayo de sol por un prisma de vidrio. La luz se abre en un abanico de colores (se dispersa) por refracción y como resultado de esta dispersión vemos una gama de colores: violeta, azul, verde, amarillo y rojo. El rayo violeta es el que se ha separado mas de la dirección del rayo blanco y ahí esta precisamente la explicación del color del cielo. La desviación es máxima para los rayos de longitud de onda corta (violeta y azul), y mínima para los de longitud de onda larga (amarillos y rojos), que casi no son desviados. Los rayos violetas y azules, una vez desviados, chocan con otras partículas de aire y nuevamente varían su trayectoria, y así sucesivamente: realizan, pues, una danza en zigzag en el seno del aire antes de alcanzar el suelo terrestre. Cuando, al fin, llegan a nuestros ojos, no parecen venir directamente del Sol, sino que nos llegan de todas las regiones del cielo, como en forma de fina lluvia. De ahí que el cielo nos parezca azul, mientras el Sol aparece de color amarillo, pues los rayos amarillos y rojos son poco desviados y van casi directamente en línea recta desde el Sol hasta nuestros ojos.

Si profundizamos un poco más, la explicación es más compleja. La luz es una onda electromagnética y las piezas fundamentales de la materia en su estado más frecuente en la Tierra, son los átomos. Si las partículas existentes en la atmósfera, tienen un tamaño igual o inferior al de la longitud de onda de la luz incidente (átomos aislados o pequeñas moléculas), la onda cede parte de su energía a la corteza atómica que comienza a oscilar, de manera que un primer efecto de la interacción de la luz con las partículas pequeñas del aire es que la radiación incidente se debilita al ceder parte de su energía, lo que le sucede a la luz del Sol cuando atraviesa la atmósfera. Evidentemente esta energía no se queda almacenada en el aire, pues cualquier átomo o partícula pequeña cuya corteza se agita, acaba radiando toda su energía en forma de onda electromagnética al entorno en cualquier dirección. El proceso completo de cesión y remisión de energía por partículas de tamaño atómico se denomina difusión de RAYLEIGH (en honor del físico inglés Lord Rayleigh que fue el primero en darle explicación) siendo la intensidad de la luz difundida inversamente proporcional a la cuarta potencia de la longitud de onda. La difusión será mayor por tanto, para las ondas más cortas: Como consecuencia de ello, llegamos a la misma conclusión, la luz violeta es la más difundida y la menos, la roja. El resultado neto es que parte de la luz que nos llega desde el Sol en línea recta, al alcanzar la atmósfera se difunde en todas direcciones y llena todo el cielo.

El color del cielo, debería ser violeta por ser ésta la longitud de onda más corta, pero no lo es, por dos razones fundamentalmente: porque la luz solar contiene más luz azul que violeta y porque el ojo humano (que en definitiva es el que capta las imágenes -aunque el cerebro las interprete-), es más sensible a la luz azul que a la violeta.

El color azul del cielo se debe por tanto a la mayor difusión de las ondas cortas. El color del sol es amarillo-rojizo y no blanco, porque si a la luz blanca procedente del Sol -que es suma de todos los colores- se le quita el color azul, se obtiene una luz de color amarillo-roja.

La difusión producida por los gases es muy débil, sin embargo, cuando el espesor de gas es muy grande, como sucede en la atmósfera, fácilmente se puede observar la luz difundida.

El hecho de que la difusión sea mayor para las ondas más cortas, es la base de la utilización de los faros antiniebla.

Independientemente de todas las posibilidades que se puedan presentar, puede afirmarse que, cuanto mayor sea el numero de partículas que enturbian el aire, tanto peores serán las condiciones de visibilidad a través de dicho aire.

Si la niebla es "seca", debido a la presencia de humo, polvo o gotitas de agua muy pequeñas, la luz amarilla - que parte de los faros antiniebla- apenas pierde intensidad a causa de la interposición de esta niebla, de manera que resulta visible a través de ella. Si la niebla es "húmeda", los mejores faros contra ella fracasan casi del todo, ya que la niebla húmeda esta formada por gotas grandes que dispersan, casi por igual, todos los colores de la luz blanca. El mismo Sol, visto a través de esta niebla de gotas grandes, aparece desdibujado y de color blanco lechoso, mientras que observado cuando la niebla se debe a polvo fino tiene el aspecto de disco rojo, como ocurre a menudo al ponerse el astro.

Si la luz interactúa con una partícula grande, no funciona el mecanismo de Rayleigh, ocurre un proceso mucho más sencillo: la partícula simplemente absorbe parte de la luz y la otra parte la refleja. Cada partícula se comporta como un espejo pequeñito que reflejará más o menos luz según su composición química y que alterará el color de la luz reflejada si la partícula está formada por sustancias coloreadas. Si la luz se encuentra con una distribución de partículas grandes, parte de la luz se esparce y, además, puede cambiar de color. Este proceso se conoce como difusión de Mie, y el ejemplo más sencillo lo tenemos en las nubes, donde las gotas de agua incoloras, esparcen la luz en todas las direcciones pero sin alterar su color. ( El cielo del planeta Marte es otro ejemplo de difusión de Mie, provocado por partículas coloreadas de tamaño grande, por eso no es azul, porque el tamaño de las partículas no permite la difusión de Rayleigh).

Cuando la difusión de Mie actúa de forma masiva, si las partículas difusoras no son coloreadas, el resultado es la atenuación de la luz blanca hacia grises cada vez más oscuros. Esta es la causa de que en los días muy nublados, cuando las nubes son muy gruesas, el cielo aparezca mas o menos gris, y a veces casi negro.

Las salidas y puestas de sol nos brindan a diario hermosos espectáculos, los mas bellos que el aire puede ofrecer a nuestros ojos.


Si el horizonte es amplio, (como sucede en la ciudad de Badajoz), los efectos se multiplican y el espectáculo es todo un poema.

Al atardecer, el camino que la luz solar recorre dentro de la atmósfera es mas largo, los rebotes sucesivos en unas partículas y otras hacen crecer la probabilidad de que la luz acabe chocando con una partícula absorbente y desaparezca, de manera que incluso la parte amarilla es afectada y difundida y solo los rayos rojos, los más direccionales, siguen un camino casi rectilíneo. De ahí el color rojo del sol poniente.

Los colores que nos ofrece el cielo en estos casos, se originan también gracias a la intervención de las moléculas existentes en el aire y de las partículas que éste tiene en suspensión "el aerosol atmosférico", que dispersan y desdoblan la luz solar de múltiples modos.

Ya antes de que el Sol se hunda en el horizonte, vemos cómo el colorido del cielo se vuelve más intenso, mas saturado. Mientras la luz que aparece en los alrededores del disco solar vira hacia el amarillo-rojizo y en el horizonte resulta verde-amarillenta, el azul del cielo se vuelve más intenso en el cenit.

Cuando el Sol se halla a una distancia angular del horizonte de 1 ó 2°, la luz crepuscular derrama sobre el borde del cielo su mágica luminosidad. Poco a poco, el resplandor amarillo se transforma en una luz rojo-anaranjada, y, finalmente, en una luminosidad centelleante color fuego, que, algunas veces, llega a presentar el rojo color de la sangre. Cuando ya el astro diurno ha desaparecido bajo el horizonte, se observa en el oeste del cielo un resplandor purpúreo, que alcanza su máxima intensidad cuando el Sol ha descendido unos 5° por debajo del horizonte. Encima del lugar en donde se ha puesto el Sol, separado del horizonte por una estrecha franja rojo-parda, suele verse un semicírculo cuyo color varia entre el púrpura y el rosa. Esta coloración se debe en esencia a la refracción de la luz solar en las partículas que enturbian el aire situado entre los 10 y los 20 km. de altura, y desaparece cuando ya el Sol ha llegado a los 7 ° por debajo del horizonte.

Cuando existe una cantidad anormalmente elevada de aerosoles (polvo atmosférico), la luz del amanecer y del atardecer es especialmente roja. Sucede generalmente cuando existen presiones atmosféricas elevadas (anticiclón) ya que la concentración de partículas de polvo en el aire es mayor a altas presiones. Los colores rojos intensísimos que solemos contemplar aquí en Extremadura, por el mes de octubre y en algunas ocasiones esporádicas, pueden ser debidos al aumento de aerosoles por la quema de los barbechos de las cosechas.

Si la tierra no tuviera atmósfera, la luz solar alcanzaría nuestros ojos directamente desde el disco solar y no recibiríamos luz difundida y el cielo aparecería tan negro como por la noche (los astronautas pueden observar durante el día las estrellas, la luna y los planetas debido a que están fuera de la atmósfera).

En casos excepcionales pueden aparecer coloraciones especiales debido a la contribución de los volcanes en actividad. Cuando se produjo la erupción del volcán Krakatoa (26 y 27 de agosto de 1883, -36000 muertos por la erupción-) se presenció en la Tierra un notable ejemplo de ello. La erupción lanzó a los aires un volumen de masas rocosas de la pequeña Isla de Krakatoa (situada en el Estrecho de la Sonda, entre Sumatra y Java) que se estima en unos 18 km3. Trozos de roca del tamaño de una cabeza humana salieron despedidos hacia lo alto con velocidades iniciales de 600 a 1000 m/s, y el estruendo de la explosión se dejó oír en Rodríguez (Isla de Madagascar) a 4774 kilómetros de distancia. El cielo permaneció oscuro durante varios días. Las partículas mas finas de ceniza volcánica expulsadas por el volcán se esparcieron hasta los 80 km de altura, fueron arrastradas por las corrientes atmosféricas elevadas y dieron la vuelta a la Tierra por dos veces. Se produjeron en el aire fantásticos fenómenos cromáticos que continuaban aun meses después del cataclismo; entre otros, se observaron asombrosas coloraciones durante las salidas y puestas de sol y se vieron soles de todos los colores, entre ellos rojo-cobre y verde. También se vieron soles de color azul, como pueden asimismo verse en raras ocasiones en Europa, cuando en el Canadá, por ejemplo, se produce un gran incendio forestal y los vientos del Oeste arrastran hasta nuestro Continente partículas de ceniza finísimas.

Debido a que al atardecer, el camino que la luz solar recorre dentro de la atmósfera es mas largo, como hemos indicado anteriormente, es por lo que el Sol se ve más achatado y ancho pues el efecto de refracción a través de la atmósfera es muy grande.

Por último, el color negro de la noche, es debido a que a la atmósfera que rodea al observador, apenas llega luz y por tanto no se puede dar suficiente difusión.

BIBLIOGRAFÍA

HECHT Y ZAJAC: Óptica. Addison Wesley Iberoamericana. 1986.

JUSTINIANO CASAS: Óptica. ED. Librería PONS. Zaragoza. 1994.

ROBERT GREENLER: Rainbows, Halos, and Glories. Cambridge University Press, 1980.

THEO LÖBSACK: El Aliento de la Tierra. Ed. Labor. Barcelona. 1996.

DAVID MALIN Y PAUL MURDIN: Colours of the Stars. Cambridge University Press, 1984.

STAN GIBILISCO: Ilusiones Ópticas. Ed. McGraw-Hill. 1991.

SILVIO RODRIGUEZ: La ilusión lunar. Tribuna de Astronomía. Junio 1996.

EULALIA SACRISTÁN: Los colores del cielo. Muy Interesante. Agosto 1996."

 

FUENTE DEL ENTRECOMILLADO: http://enebro.pntic.mec.es/~fmag0006/cielo/Color_del_Cielo.htm

 

 

 

Argentina debate su política de cambio climático

16 de noviembre de 2010

A dos semanas de las Conferencias de las Partes en Cancún (México), la Fundación de Ambiente y Recursos Naturales (FARN) organizó el tercer Foro Latinoamericano de Cambio Climático. El encuentro planteó dificultades, desafíos y oportunidades de nuestro país y de la región en vistas a la Cumbre. Del encuentro participaron especialistas en la temática; se habló del rol clave que jugará la Argentina a partir del 2011, cuando asuma la presidencia del G77+China.

La Fundación de Ambiente y Recursos Naturales (FARN), junto con el apoyo de Fundación AVINA y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo Argentina (PNUD), desarrolló ayer el tercer Foro Latinoamericano de Cambio Climático a partir de la necesidad de plantear una mirada federal rumbo a la Conferencia de las Partes (COP16) que tendrá sede en Cancún del 29 de noviembre hasta el 10 de diciembre. La jornada contó con exposiciones de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable (SAyDS), la Secretaría de Energía, de organizaciones de la sociedad civil y del sector privado. Del encuentro también participaron medios de comunicación y más de 30 representantes de organizaciones sociales del interior del país.

El Foro de la Plataforma Climática Latinoamericana (PLC) abrió con bloques de 15 minutos por expositor, una dinámica ágil que permitió manifestar a cada representante los avances realizados en la temática a lo largo del año. La Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable (SAyDS), a través de su representante Nazareno Castillo Marín, remarcó la creación del Comité Interministerial sobre Cambio climático, una propuesta que surgió del Segundo Foro celebrado en el 2009, y que este año lleva realizadas 8 reuniones. “Actualmente estamos elaborando una Estrategia Nacional de Cambio Climático que está siendo evaluada por los máximas autoridades de cada integrante del comité”, informó su representante, Nazareno Castillo Marín. “El documento tiene objetivos generales de mitigación y adaptación y las formas en que se puede lograr. Además cuenta con un índice, que incluye objetivos específicos y metas”, añadió el panelista de la SAyDS.

A lo largo del encuentro estuvo presente la necesidad de construir una matriz energética diversificada, a corto, mediano y largo plazo, enmarcada en una estrategia nacional sostenible, federal y participativa. Dentro del análisis de la situación energética, se destacó la dependencia y vulnerabilidad del sistema nacional actual. “La Argentina depende en un 90% de combustibles fósiles, como el petróleo y el gas. A diferencia de los países desarrollados, como por ejemplo Estados Unidos que ha utilizado un 80% de su capacidad para producir energía hidráulica, la Argentina sólo ha aprovechado un 20%”, destacó en su exposición el Ingeniero Daniel Bouille, de Fundación Bariloche. Entre los problemas que se identificaron, se encuentran la falta de información confiable y de calidad sobre qué otros caminos son posibles y se recomendó la creación de escenarios energéticos, es decir la construcción de escenarios que visualicen las diferentes alternativas posibles para la toma de una decisión política sobre el camino más apropiado para nuestro país.

Con la perspectiva puesta en Cancún, teniendo en cuenta el fracaso de la Cumbre en Copenhague (2009) y el conflicto entre las negociaciones entre China y Estados Unidos, las mayores potencias mundiales y los principales emisores de Gases de Efecto Invernadero (GEI), se destacó la importancia de ver a la COP16 como un ámbito de oportunidades. “América Latina tiene patrones de emisión comunes y vulnerabilidades similares, sin embargo, no se coordina regionalmente”, agregó Soledad Aguilar, gerente y fundadora del foro virtual Ambiente y Comercio, al iniciar su exposición sobre ‘Negociaciones Internacionales’. “La COP16 es una oportunidad de armonizar los estándares internacionales. Las emisiones de nuestro país, como de toda la región, provienen principalmente de la agricultura y del uso de la tierra. Además, la Argentina cuenta con un rol determinante a futuro, va a liderar el G77+China en el 2011”, agregó Aguilar. Dentro de las conclusiones y recomendaciones finales del encuentro se coincidió en que hay bases para lograr un acuerdo regional en la próxima cumbre.

Como integrantes de la Plataforma Climática Latinoamericana, AVINA y FARN brindan desde abril del 2009 un espacio de diálogo y construcción participativa para la negociación de posiciones nacionales sobre cambio climático. “La PLC surgió por la necesidad de tener, además de los espacios gubernamentales, espacios de diálogo con la sociedad civil sobre cambio climático. Nuestra meta es que estos espacios se institucionalicen para que continúen y se sostengan en el tiempo como ámbitos de construcción de consenso en relación a la temática de cambio climático”, informó Ramiro Fernández, representante de la Fundación AVINA Argentina.

En ese sentido, María Eugenia Di Paola, Directora Ejecutiva de FARN, remarcó “los foros permiten abordar la problemática del Cambio Climático desde una perspectiva intersectorial y regional, frente a la futura conferencia de Cancún. Es una práctica que iniciamos en el 2009 y que continuaremos porque consideramos fundamental trabajar desde el país y la región frente a los desafíos del Cambio Climático en un replanteo del desarrollo y este proceso debe ser participativo. Finalmente y como hecho sumamente recalcable vale decir que hubo un conjunto de representantes de las provincias de Argentina, demostrando la importancia que el cambio climático debe ser tratado desde una mirada federal y que es necesario conocer las distintas realidades para poder trabajar en una estrategia nacional”.

Por su parte, Bernardo Voloj, Coordinador de Cambio Global de FARN, destacó que “así como el año pasado se presentó en la creación del comité interministerial de cambio climático, las conclusiones del I foro, remarcando la circunstancia que dicho comité es hoy es el primer organismo que agrupa no sólo a la cartera ambiental, refleja la necesidad de seguir contando con estos espacios de dialogo y participación de la sociedad Asimismo, esperamos que la riqueza de conclusiones del tercer Foro Latinoamericano se presenten en los distintos side events que se realizarán en la COP16 durante el mes de diciembre y generen también acciones concretas.”

DESCARGAR GACETILLA

 

FOTOS DEL EVENTO

 

OTRO CONCEPTO DE CLIMATOLOGÍA

 

Autores: Javier Almorox Alonso

"Es la ciencia que estudia el clima. La Climatología es la Ciencia que estudia la zonificación en los fenómenos atmosféricos, el clima.

Definimos el clima como el conjunto de los estados atmosféricos sobre una determinada región (referidos a una determinada época -pues el clima es variable en grandes períodos de tiempo- y considerando el promedio y las variaciones extremas a que el estado atmosférico se halla sujeto). De esta forma el clima está referido a un período suficientemente largo, teniendo en cuenta las variaciones periódicas y aperiódicas que se producen, y el desarrollo normal del tiempo meteorológico en el transcurso del año, en un lugar, región, continente, hemisferio o planeta.

El clima condiciona las actividades del hombre. Un agricultor en una región con un período libre de heladas de, por ejemplo, 95 días podrá dedicarse a un cultivo que resiste o salva dicho período de heladas. Un ingeniero que debe proyectar una embalse debe asegurarse que las lluvias en la cuenca de captación sean abundantes y deberá conocer sus intensidades y períodos de retorno. Los médicos necesitan conocer con precisión cuales son los lugares apropiados para el tratamiento de algunas dolencias, o las zonas climáticas donde ciertas enfermedades son características. A las compañías de aviación les interesa conocer el régimen de vientos y presiones en aquellos lugares donde hacen escalas los aviones. Etcétera...

La Climatología está relacionada prácticamente con todas las Ciencias de la vida y de aquellas que como la Ingeniería o la Arquitectura, implican la interacción del hombre con la naturaleza y las alteraciones que produce."

DEL SITIO: ENTRECOMILLADO del sitio Universidad Politécnica de Madrid

 

Fotografía Juan Carlos A. Paesani - Vista desde Villa Carlos Paz hacia las Sierras Grandes en dirección Oeste. La provincia de Córdoba en su zona montañosa pertenece a una Región semiárida, que se distingue de la zona Este donde la Región Pampeana Húmeda, se distingue por la pluviosidad anual. El clima de la provincia es de tipo templado continenta, ya que es una Provincia Mediterránea, con inviernos frescos y veranos cálidos, siendo la temperatura media anual entre 10 y 18º C. Las lluvias son estacionales de verano con unos 800 mm. anuales. En los últimos años en la región semiárida montañosa se verifica defícit de lluvias, que colocó a la provincia en crisis hídricas reiteradas.

Existen una gran variedad de microclimas locales, donde el regimen de lluvias supera los 1000 mm anuales caso La Cumbrecita, o el Macizo de Los Gigantes. En este último caso se trata de la Cuenca Madre del Embalse del Dique San Roque.

 

 

CLICK SOBRE LOS LOGOS

DERIVA A SITIOS

SOBRE CLIMATOLOGIA

 

ONU - CONVENCIÓN SOBRE EL CAMBIO CLIMÁTICO

UNFCC

VERSIÓN ESPAÑOLA

 

ONU - CONVENCIÓN MARCO SOBRE EL CAMBIO CLIMÁTICO

DOCUMENTO PUBLICACIÓN:

UNIDOS POR EL CLIMA

 

 

UNFCCCC

DEL SITIO SECRETARIA AMBIENTE Y DESARROLLO SUSTENTABLE

JEFATURA DE MINISTROS

PROTOCOLO DE KIOTO

 

ONU

DOCUMENTACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS - GUÍA DE INVESTIGACIÓN

 

PROGRAMA DE LA NACIONES UNIDAS PARA EL MEDIO AMBIENTE

OFICINA REGIONAL PARA AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

IANIGLA (Instituto Argentino de Nivología,
Glaciología y Ciencias Ambientales)

 

CLACIARES DE ARGENTINA

 

ANTÁRTIDA

ISLAS ORCADAS

107 AÑOS DE ACTIVIDAD ININTERRUMPIDA